Elf Queen

Vestido

Por fin puedo presentar la primera mitad del vestido que pensaba hacer para el DPP de este año.Ha sufrido unas cuantas modificaciones para poder terminarlo rápido y que quede más sencillo, porque la idea original no era factible en un tamaño tan pequeño.

Está hecho de batista, los tirantes son una cinta dorada para atar paquetes que compré estas navidades en una tienda china, y las perlas son cuentas de diferentes tamaños. Las del bajo están principalmente para darle algo más de peso a la tela y ayudar a dar mayor caída.

El abanico es una pluma de pavo real sujeta entre dos piezas de goma eva, que se han pintado con pintura para tela dorada y se ha enroscado hilo dorado en el mango.

Como veis, es muy sencillo y queda precioso. No se le nota la barriga tanto como yo esperaba, así que simplemente será un vestido de gala y haré otro diseño para el traje de coronación. Y al cambiar el diseño, también he cambiado el material del sobrevestido: en lugar de la gasa granate que iba a usar, he rescatado del montón una camisa de pijama de viscosa (seda sintética) en tonos dorados que me regaló mi amiga Xeniadono y la voy a aprovechar. Puro reciclaje 😉

Detalle del vestido

Bordando el juboncillo

Esta semana ha sido bastante más productiva que las anteriores, pero sólo tengo fotos de una de las cosas que he estado haciendo.

Aquí os enseño cómo llevo el bordado del juboncillo para el traje de “la Pepa”, cuando se me acabó el hilo de bordar plateado. Todo el “cordoncillo” es hilo plateado del que venden para punto de cruz, sujeto a la tela con otro hilo blanco con la técnica de acolchado. Saliendo de esas lineas principales irán las lentejuelas haciendo como hojas, como se ve en lo que llevo de la espalda, y cuando esté terminado sólo tendré que coserle el forro y los corchetes para cerrarlo en el centro 🙂

El traje de baño está casi listo, como no se deshila no he tenido que rematar por dentro ninguna de las costuras y el bajo simplemente está doblado y sujeto con punto de dobladillo para que no se vea por fuera. Ahora sólo faltan unos ojales, botones y la cinta de adorno. Una semana y listo 😀

Y por último, el traje que iba a ser para el DPP de este año avanza poco a poco. No voy a decir lo que he hecho porque estoy preparando una entrada en dos partes con muchas fotos y explicaciones para las dos próximas semanas, así que vais a tener que esperar.

Nuevo año, nuevos desafíos

Este fin de año ha sido bastante complicado, como habéis podido comprobar por mi falta de actualizaciones. Mi máquina de coser ha decidido dar la lata y me he pasado haciendo ajustes dos sábados, hasta que al menos ha cosido bien dos ojales de cada tres (los otros se rompía el hilo a la mitad >_<), después han estado las fiestas, que implican no tocar hilo y aguja para nada, y un pequeño accidente en nochevieja (un pequeño corte en la yema del pulgar). Además, desde primeros de diciembre he estado haciendo broches y colgantes bordados para poner a la venta, de los que abajo os enseño cuatro que ya están vendidos y que fueron los primeros que hice.

Pero ahora ya estamos en 2013 y este año, con una excepción, será dedicado a finalizar proyectos antiguos, de los que os dejo una pequeña relación 🙂

Traje de coronación

Entre unas y otras, un conjunto que tendría que haber cosido en dos días está aún a medio hacer, porque en primer lugar tenía que conseguir que mi BJD pareciese que estaba embarazada, y sólo en eso ya gasté cuatro horas. Espero tenerlo terminado completamente antes de fin de mes, para hacer las fotos y diario de costura en inglés y poder presentarlo al concurso.

Postizo

Traje de baño 1878

Si no lo acabo en enero lo tiro por la ventana… Aún me queda terminar de coser los botones, hacer el cinturón y poner las cintas de adorno en el cuerpo.

 

Traje de paseo 1878

Lo tengo paralizado totalmente, cosa que ha sido una suerte porque en Your Wardrobe Unlock’d Katherine Craig (Koshka the cat 😉 ) ha publicado un tutorial para hacerse uno muy sencillito basado en uno auténtico. Con suerte estará terminado antes de fin de año.

Traje siglo XIII

Muerte y destrucción en lana morada. Me lo he probado y me queda estrecho en las caderas, con lo que toca descoser y poner unas cuñas. La camisa, al ser ancha, no necesita que la arregle, pero aún estoy dando vueltas al diseño del bordado del cuello y pecho, y no sé si usar la tela que tenía para el pellote. Además ya tengo “enhebradas” las tablillas para empezar a aprender a usarlas, y en esos “miniratos” que tengo a veces estoy tejiendo una limosnera con las agujas que heredé de mi abuela el año pasado 🙂

Traje “La Pepa”

El juboncillo se me resiste, y eso que ya está a medio bordar. Y ya que no lo terminé a tiempo, voy a hacerle un ridículo a juego, bordado.

Tutorial corsé 1879

No está abandonado, pero aún estoy peleándome con el patrón de la espalda.

Broches para venta

Como ya comenté, estoy haciendo broches y colgantes bordados para vender. De momento cuatro de unos y dos de otros, para ver qué tal funcionan y las preferencias de la gente. Va a ser la única manera de conseguir dinero para telas de las buenas. En cuanto esté la primera tanda, os avisaré aquí por si a alguno le interesan 😉

Traje años ’20

No voy a comentar mucho sobre el tema porque aún no estoy segura de qué tipo de traje necesitaré, pero es la única novedad para este año. El resto será completar lo que ya tengo empezado para poder hacer sesiones de fotos en condiciones cuando llegue el verano.

Esperemos que el 2013 no traiga tantos sobresaltos e imprevistos como el 2012. Feliz año a todos 🙂

Robe à la française

Aquí comienzan mis peripecias con el concurso de Your Wardrobe Unlock´d. Este año no lo están llamando Double Period Project, pero como me gusta más ese nombre es como lo vais a ver señalado en las categorías.

Sigue habiendo dos temáticas para elegir, esta vez rococó y steampunk. Reconozco que me gusta más el steampunk, pero precisamente por eso decidí elegir el rococó: tengo menos de un mes para hacerlo, no tengo patrones, tela ni dinero para hacerme un traje steampunk decente, así que haré un traje inspirado en ese estilo para mi BJD. Además, con lo que suelo tardar en terminar cada traje, este proyecto será un gran reto para mí.

Las bases

Según las bases del concurso, no necesariamente tengo que presentar un traje 100% histórico, puedo basarme perfectamente en la época y hacer un traje moderno, o para teatro, o lo que quiera. Tampoco tiene que ser el traje completo, así que me da más margen.

El proyecto

Después de muchas vueltas, he decidido hacer un traje para el mundo de fantasía en el que llevo trabajando años. Buscando en mis libros los trajes que se solían usar en la época (1830-1860), tenía para elegir entre la mantua, la robe à la française y la robe a là anglaise, que son todas preciosas. Finalmente me decidí por la robe à la française porque es la que menos se parece a la polonesa que presenté en el 2010.

En el tema telas, tengo un pequeño almacén para posibles proyectos, que es de donde he elegido una batista blanca de algodón y una “gasa” granate de material indeterminado.

La idea básica era hacer un traje de lujo para la coronación de una reina de una de mis razas no-humanas, adaptando el modelo rococó a la forma corporal y moda que ya tengo desarollada para esa raza: líneas rectas en general y destacando pechos y vientre durante el embarazo, y a la reina se la corona exclusivamente en las etapas finales de su primer embarazo. Lo mejor para resaltar esas zonas es una cintura alta y un frente sin frunces en el que se marque el vientre, con lo que nada de panniers o guardainfantes y tampoco adornos que distraigan de esos puntos.

El diseño final consiste en un traje de batista blanca sencillo, con tirantes y escote muy abierto, bordado en oro y negro en el pecho y el vientre, y un “manto” que es la “robe à la francaise” en sí, con el delantero abierto y sujeto justo a los laterales del pecho; la espalda lleva una cola formada por los pliegues característicos de este tipo de vestidos y las mangas anchas, similares a las de los kimonos. Este año los bocetos han quedado bastante horrorosos, así que no hay ilustración.

El patronaje

Una vez se sabe lo que se va a hacer, hay que ver qué patrones se necesitan. En este caso la única prenda que haré con patrones planos será el vestido blanco, y son bastante sencillos: una pieza para el cuerpo delantero, una para el trasero, dos tirantes y una para la falda. Se cierra en el lateral, y los tirantes se sujetan con un botón en el delantero, casi bajo el brazo. La falda es básicamente un rectángulo de tela, con un pliegue en el centro delantero y otros tres en la espalda, y llega a la altura de los tobillos.

El “manto” lo haré con el sistema de drapeado: rectángulo de tela y ajuste sobre el cuerpo y el vestido. El delantero se sujeta bajo el pecho con un broche a cada lado. Las mangas, al ser de estilo kimono, las haré con un rectángulo de tela y sólo irán cosidas en la copa.

A día de hoy esto es todo lo que tengo, con lo que en dos semanas y con las navidades de por medio tengo que diseñar los bordados, hacer los patrones, coser los vestidos, rematar los detalles (por suerte no lleva zapatos, pero tengo que dibujarle los adornos en los pies y las manos y *gasp* la cara), hacer las fotos y el diario de costura en inglés y dejarlo todo preparado para enviar.

Nada que ver

Hoy no tengo nada que enseñar, ni siquiera bordados. Todo lo que he empezado está a medio terminar y no hay fotos del proceso aún (mal tiempo y poca luz para hacer fotos)

Eso sí, aprovecho para comentar que diciembre va a ser el mes “Double Period Project 2012-13” Sí, me he vuelto loca y voy a preparar un traje en un mes para participar en el concurso. Eso sí, tamaño BJD 🙂 Así que durante un mes tendréis posts con una periodicidad extraña porque subiré según vaya teniendo tiempo para escribir, y durante enero del año que viene vendrá la entrada bilingue con las fotos para los jueces 🙂