Pantalón traje de baño

Tenía pensado terminar un montón de cosas este puente, pero al final he ido más lenta de lo que pensaba. He conseguido casi terminar el pantalón del traje de baño de 1878 (sólo falta coser la cinturilla por dentro y los botones) y empezar a coser el cuerpo. He de decir que bendita sea mi máquina de coser y su prensatelas para hacer ojales, porque en cinco minutos he hecho tres preciosos cuando a mano habría tardado dos horas. Espero tener terminado el traje completo para el domingo que viene y hacer unas cuantas fotos decentes, tanto de éste como del corsé terminado.

Y aunque parezca publicidad, he de decir que he encontrado la solución para que los volantes de batista de mi futura enagua para el traje de forma natural estén tiesecitos: toke. Es un espray que mi madre usaba antaño para ayudar a planchar las camisas, que si le echas un poco simplemente ayuda a que se quiten mejor las arrugas, pero como tiene almidón tras tres o cuatro aplicaciones la tela queda bastante tiesa; no tanto como la que se usa para los cancanes, pero suficiente para sujetar algo de peso 🙂