Explorando paso a paso V – La chaqueta

Un montón de tiempo sin parar por aquí… Las cosas se me han complicado ligeramente, más por confiarme yo misma que por causas externas. Al final acabé terminando el traje un día antes del evento para el que lo necesitaba y no quedó todo a mi gusto, pero podría haber sido peor (aunque cuando llegue a la parte de accesorios veréis el “maravilloso” sombrero que no quiso aguantar su forma con la humedad).

La chaqueta decidí hacerla directamente desde cero, porque no conseguía encontrar un patrón de la época. Hacía poco había comprado el libro “Creating Historical Clothes“, así que tenía una guía bastante buena y, tras unos pocos de fines de semana tenía ya cortada e hilvanada la prueba en tela de sábana (vaaale, fue un mes ^^; ). Resultó que la prueba me quedaba perfecta y sólo tenía que dar forma curva a la parte inferior delantera, así que retoqué directamente el patrón y me puse con la definitiva.

Toile

Las chaquetas de esta época normalmente van forradas de una tela de algodón que recuerda un poco a los forros modernos (sólo un poco, y porque es algo brillante), pero yo no tenía a mano nada parecido, así que usé una imitación de lino para el cuerpo y las mangas con algo de tela que me había sobrado de hacer camisas interiores.
El forro no se coloca como hoy en día, que se cose completamente la chaqueta y el mismo y después se monta, sino que cada pieza de tela se forra por separado y después se cosen como si fuesen una sola. En la foto de abajo podéis ver cómo quedó el delantero con el forro puesto , ya que aproveché para rematar las vistas. Lo único que dejé para el final fue el bajo para que no hubiese problemas de largo y poder ajustar antes de terminarla.

Cuerpo delantero con forro

Las mangas son lo único que no me acaba de gustar de la chaqueta, y es probable que un día de estos me ponga y las reforme. En esta época la copa suele ir lisa, pero a mí me quedó demasiado grande para la sisa y no tenía tiempo de arreglarlo, así que la fruncí. Es lo que pasa por aprovechar el patrón de las de la blusa, que llevan una pequeña pinza en la parte de atrás que no se puede hacer con telas tan gruesas como ésta.

 

Detalle de la manga

Detalle de la manga

No lleva ningún cierre, ni para los puños ni en el cuello, pero aún así queda muy bien asentada y no se abre. Aquí la tenéis terminada 🙂

Chaqueta 01

Chaqueta 02 chaqueta 03

 

Explorando paso a paso I – Decidiendo

Normalmente con los vestidos lo tengo bastante fácil: veo una ilustración de época, me gusta el vestido y decido hacerlo; a partir de ahí es buscar cómo se hacía y coser. En este caso no iba a ser tan fácil, ya que primero tenía que averiguar cómo vestían las exploradoras de comienzos de la época colonial y ni siquiera sabía por dónde empezar a buscar hasta que Elisabeth compartió información. Entre las pocas de las que he encontrado fotos, hay bastante variedad, pero todas van hasta cierto punto de acuerdo a la moda del momento (incluso en crinolina), excepto en un par de ilustraciones, que llevaban la falda un poco más corta, una chaqueta sobre una blusa y pantalones debajo de la falda.
Buscando más información sobre ese tipo de ropa, me encontré con las “vivandières” o “cantinieres”, que acompañaban a algunos ejércitos desde la década de los ’50 del siglo XIX, y de ahí, de nuevo Elisabeth (en serio, no sé cómo lo haces XD) me habló de la moda “bloomer“, que no fue mayoritaria pero sí lo bastante importante como para que haya algunas fotografías.

Por lo que he ido viendo, ese estilo de vestir no era uniforme y había tanta variedad como mujeres lo llevaban; la única constante eran los pantalones (de hombre o tipo bombacho) debajo de una falda que llegaba aproximadamente por media pantorrilla. Otro detalle diferenciador es que no se lleva corsé ni enaguas. Una moda atípica, pero siempre me han gustado las cosas raras 😉

Y éste es el diseño que he elegido: un corpiño blanco, con pantalones, falda y bolero a juego, en verde con adornos de cinta negra.
El corpiño lo haré de batista, con cuello y puños con un bordado sencillo. El resto aún estoy decidiendo si usaré seda sintética, paño de lana o algodón. Probablemente lo que me salga más barato, porque sólo para el bolero se necesitan aproximadamente dos metros, otros cinco o seis para la falda y con suerte las sobreces para el pantalón, que puede hacerse la parte que queda tapada con otra tela más barata.

Pantalones 1864-65

Y terminada está la ropa interior fácil 🙂
He de decir que lo acabé de coser el martes, pero hasta hoy no he podido hacerle fotos.

Pantalón 1864-65

El modelo del pantalón es un mix entre el patrón 2890 de Simplicity y el que aparece en La Moda Elegante de 12/03/1865. Ha sido bastante fácil de hacer, aunque un poco más laborioso porque en lugar de costuras francesas, he hecho costuras cargadas cosidas a mano, y todos los ojales también han ido a mano en vez de a máquina.
Por si alguien está intersado, lo que he cambiado ha sido el tipo de cierre y el acabado del bajo; en lugar de cerrar en la espalda, cierra en los laterales con un cordón que ajuste en la espalda, y los adornos de las perneras en lugar de hacer jaretas he añadido una cinta. Vamos, lo más sencillo.

Por cierto, una nota sobre algo que me ha llamado la antención: en todas las webs y la mayoría de libros he leído dicen que el pantalón va debajo del corsé, sin embargo en La Moda Elegante indican que lleva un ojal vertical en el centro para sujetar al corsé, y los corsés que aparecen en esas fechas llevan, algo por debajo de la cintura, un corchete grande. Traducción a sencillo: algunos pantalones van por fuera del corsé en esta época.

Detalle pantalón

Y ahora me vuelvo a la máquina de coser. Estoy trabajando en varias cosas a la vez y tienen que estar acabadas este mes 🙂

Camisa escotada 1864-65

Por fin he terminado la primera camisa interior para el traje de crinolina.

Camisa escotada

Esta vez he hecho mucho más uso de la máquina de coser de lo que es habitual en mí. Todas las costuras excepto el remate del escote y las mangas están cosidas a máquina, y para no tener que sobrehilar hice costuras francesas 😉
El patrón está basado en los que aparecen en “La moda elegante ilustrada”, pero lo hice directamente en la tela porque esa batista sólo tiene 80cm. de ancho y no tenía más misterio que cortar dos rectángulos del largo que necesitaba, hacerles la forma del escote y las sisas, cortar dos nesgas triangulares para los laterales y dos tiras rectangulares para las mangas. El encaje tiene 4cm. de ancho y lo tuve que comprar especialmente para la ocasión porque no encontraba el que iba a utilizar en un principio (apareció ayer, cuando estaba todo cosido)

Detalle

Los hombros se pueden abrir. El modelo que usé llevaba un ojal en la pieza delantera, pero yo preferí hacerle un ojal de hilo. No he conseguido averigüar aún si es histórico, pero la tela era demasiado fina para hacer un ojal normal.
Al final he tardado alrededor de 12 horas, repartidas en quince días

Mañana, después de un día de descanso, empezaré con los pantalones. Espero tardar menos, porque el patrón que voy a usar es comercial 😉

Bibliografía:
– La moda elegante, 1/05/1864. Consultada en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional el 16/05/2013

Patrón esquemático (no está a escala):

 

Gorro de baño

Gorro de baño

Aquí está el gorro de baño terminado 🙂

Sí, lleva un lacito en el frente y la cinta de adorno también lleva lacitos. Está tal y como se ve en el patrón de Harpers Bazaar que usé.
Al principio pensé que quizá habría que sujetarlo a la cabeza con horquillas, pero se sostiene solo incluso con el pelo recogido y metido en la parte de atrás. Ha sido muy fácil de coser, porque sólo lleva tres piezas y estaba bastante bien explicado para lo que suelen ser los patrones de la época.

El resto de cosas que he estado haciendo esta semana o no están terminadas o no se pueden enseñar, así que esto es todo por esta vez.

Elf Queen

Vestido

Por fin puedo presentar la primera mitad del vestido que pensaba hacer para el DPP de este año.Ha sufrido unas cuantas modificaciones para poder terminarlo rápido y que quede más sencillo, porque la idea original no era factible en un tamaño tan pequeño.

Está hecho de batista, los tirantes son una cinta dorada para atar paquetes que compré estas navidades en una tienda china, y las perlas son cuentas de diferentes tamaños. Las del bajo están principalmente para darle algo más de peso a la tela y ayudar a dar mayor caída.

El abanico es una pluma de pavo real sujeta entre dos piezas de goma eva, que se han pintado con pintura para tela dorada y se ha enroscado hilo dorado en el mango.

Como veis, es muy sencillo y queda precioso. No se le nota la barriga tanto como yo esperaba, así que simplemente será un vestido de gala y haré otro diseño para el traje de coronación. Y al cambiar el diseño, también he cambiado el material del sobrevestido: en lugar de la gasa granate que iba a usar, he rescatado del montón una camisa de pijama de viscosa (seda sintética) en tonos dorados que me regaló mi amiga Xeniadono y la voy a aprovechar. Puro reciclaje 😉

Detalle del vestido

Cuanto cuesta I – Corsé 1878

Hoy toca entrada con retraso, pero que creo que será muy interesante para los que empiezan en la recreación.

Para el traje de La Pepa decidí, aparte de anotar todo lo que hacía, cómo lo hacía y por qué algunas cosas no funcionaban o había que cambiar para la siguiente vez, indicar los costes finales. Por desgracia me despisté y no tengo todos los datos para saber cuánto dinero invertí en él, así que en los siguientes que he ido haciendo sí que lo he apuntado correctamente, y voy a ir haciendo un post por cada nuevo proyecto que termine con lo que me he gastado y las horas empleadas, para que se pueda ver el importe mínimo que implicaría encargar que te lo hiciese una profesional.
¿Y esto por qué? Pues porque ya me he encontrado una cuanta gente que cree que un traje de recreación es tan barato como comprarse una camiseta de rebajas en Stradivarius y creo que la única solución a esa mentalidad es enseñar realmente lo que cuesta confeccionar ropa.

Para el corsé, este es el listado de materiales:

1m cutí de rallas blanco (dos piezas, antiguo y comprado a precio de liquidación) = 2,50€
1 cremallera blanca de 35cm = 2,40
26 ojetes metálicos = 2,50 (de tienda china, incluye el remachador)
34 bridas de plástico industriales = 5,78
3,25m bies =2,93
2m cinta de raso blanca=1,60
1 bobina hilo= 1,50
1m cordon blanco= 1,35€

Total materiales = 19,21

La suerte estuvo de mi parte porque al ser mi primer corsé y estar sin fondos no usé ni varilla metálica, ni un busc, ni tela buena, que habría subido el coste de los materiales a alrededor de 50€

Mano de obra (10€*16) = 160€

El precio de 10€ está puesto a ojo y tirado a la baja. Yo, como trabajadora por cuenta ajena, tengo un coste por hora de 8-9€, pero no tengo que pagar electricidad, desgaste de maquinaria, desplazamientos, etc, por lo que una modista autónoma tendría que cobrar un mínimo de 15€ la hora para que le fuese mínimamente rentable, y lo ideal serían 20 ó 25€. Multiplicad, multiplicad y veréis.

Total coste corsé = 179,21

Como podéis ver, sube bastante más que comprar un corsé de una tienda, y estamos hablando de lo que me cuesta a mí. Si tuviese que hacer uno para vender, el mínimo serían 400€ con telas buenas y materiales completamente históricos.

Voy leeeenta

Pantalón traje de baño

Tenía pensado terminar un montón de cosas este puente, pero al final he ido más lenta de lo que pensaba. He conseguido casi terminar el pantalón del traje de baño de 1878 (sólo falta coser la cinturilla por dentro y los botones) y empezar a coser el cuerpo. He de decir que bendita sea mi máquina de coser y su prensatelas para hacer ojales, porque en cinco minutos he hecho tres preciosos cuando a mano habría tardado dos horas. Espero tener terminado el traje completo para el domingo que viene y hacer unas cuantas fotos decentes, tanto de éste como del corsé terminado.

Y aunque parezca publicidad, he de decir que he encontrado la solución para que los volantes de batista de mi futura enagua para el traje de forma natural estén tiesecitos: toke. Es un espray que mi madre usaba antaño para ayudar a planchar las camisas, que si le echas un poco simplemente ayuda a que se quiten mejor las arrugas, pero como tiene almidón tras tres o cuatro aplicaciones la tela queda bastante tiesa; no tanto como la que se usa para los cancanes, pero suficiente para sujetar algo de peso 🙂

Esto va rápido

Corsé 1877

Debo decir que el corsé que estoy haciendo me está trayendo sorpresa tras sorpresa. El patrón original queda casi perfecto, sólo he tenido que quitar 5cm. de la espalda y 0,5 en las costuras que forman la copa del pecho, además de acortarlo unos 6 cm. en el bajo para poder sentarme sin que se me clavase en la ingle. Lo curioso es que en la primera prueba que hice, con las costuras por el lado exterior, parecía necesitar más retoques; no tengo demasiada experiencia en esto, así que no sé si es que al principio lo apreté más de la cuenta u otra razón. De todas formas, para asegurarme y antes de pasar las correcciones al patrón en papel, las hice en la misma prueba y quedaba monísimo 🙂

Además ha sido una suerte que no haya podido comprar los materiales buenos, porque al tener que recortar el largo no me habrían valido y es más fácil cortar unas tira de plástico duro y una cremallera a medida que ajustar ballenas de metal y un “spoon busk”. De todas formas mi idea en el futuro (allá para navidades, que siempre cae un aguinaldo) es de hacer uno bueno, con cutí que no se de de sí y aplicando lo que he aprendido con este.

También está siendo bastante sencillo de confeccionar, porque sólo lleva forrada la pieza delantera y las cintas de bies para las ballenas se asientan muy fácilmente en las costuras aunque a simple vista parece que van torcidas. Ya lo tengo listo para coser con la máquina esta tarde y después sólo me quedará quitar los hilvanes, meter las ballenas, rematar los bordes con cinta de raso, hacer los ojetes en la espalda y dar unas puntadas para sujetar las ballenas en su sitio. Creo que con un poco de suerte estará terminado el finde que viene 🙂

Por cierto, para los que tenéis intención de haceros un corsé: la cinta de bies de tienda es de lo peor que se puede poner para sujetar las ballenas. Aquí la estoy usando porque es barata, fácil de encontrar y el corsé va a llevar poco uso, pero si tenéis intención de hacer uno bueno y que dure para muchos años, comprad cinta de hilo más resistente o hacedla vosotros a mano (al bies o al hilo) con cutí del bueno. Aquí tenéis un post muy interesante de Bridges on the Body que explica cómo hacerlas.