Explorando paso a paso I – Decidiendo

Normalmente con los vestidos lo tengo bastante fácil: veo una ilustración de época, me gusta el vestido y decido hacerlo; a partir de ahí es buscar cómo se hacía y coser. En este caso no iba a ser tan fácil, ya que primero tenía que averiguar cómo vestían las exploradoras de comienzos de la época colonial y ni siquiera sabía por dónde empezar a buscar hasta que Elisabeth compartió información. Entre las pocas de las que he encontrado fotos, hay bastante variedad, pero todas van hasta cierto punto de acuerdo a la moda del momento (incluso en crinolina), excepto en un par de ilustraciones, que llevaban la falda un poco más corta, una chaqueta sobre una blusa y pantalones debajo de la falda.
Buscando más información sobre ese tipo de ropa, me encontré con las “vivandières” o “cantinieres”, que acompañaban a algunos ejércitos desde la década de los ’50 del siglo XIX, y de ahí, de nuevo Elisabeth (en serio, no sé cómo lo haces XD) me habló de la moda “bloomer“, que no fue mayoritaria pero sí lo bastante importante como para que haya algunas fotografías.

Por lo que he ido viendo, ese estilo de vestir no era uniforme y había tanta variedad como mujeres lo llevaban; la única constante eran los pantalones (de hombre o tipo bombacho) debajo de una falda que llegaba aproximadamente por media pantorrilla. Otro detalle diferenciador es que no se lleva corsé ni enaguas. Una moda atípica, pero siempre me han gustado las cosas raras 😉

Y éste es el diseño que he elegido: un corpiño blanco, con pantalones, falda y bolero a juego, en verde con adornos de cinta negra.
El corpiño lo haré de batista, con cuello y puños con un bordado sencillo. El resto aún estoy decidiendo si usaré seda sintética, paño de lana o algodón. Probablemente lo que me salga más barato, porque sólo para el bolero se necesitan aproximadamente dos metros, otros cinco o seis para la falda y con suerte las sobreces para el pantalón, que puede hacerse la parte que queda tapada con otra tela más barata.

Camisa escotada 1864-65

Por fin he terminado la primera camisa interior para el traje de crinolina.

Camisa escotada

Esta vez he hecho mucho más uso de la máquina de coser de lo que es habitual en mí. Todas las costuras excepto el remate del escote y las mangas están cosidas a máquina, y para no tener que sobrehilar hice costuras francesas 😉
El patrón está basado en los que aparecen en “La moda elegante ilustrada”, pero lo hice directamente en la tela porque esa batista sólo tiene 80cm. de ancho y no tenía más misterio que cortar dos rectángulos del largo que necesitaba, hacerles la forma del escote y las sisas, cortar dos nesgas triangulares para los laterales y dos tiras rectangulares para las mangas. El encaje tiene 4cm. de ancho y lo tuve que comprar especialmente para la ocasión porque no encontraba el que iba a utilizar en un principio (apareció ayer, cuando estaba todo cosido)

Detalle

Los hombros se pueden abrir. El modelo que usé llevaba un ojal en la pieza delantera, pero yo preferí hacerle un ojal de hilo. No he conseguido averigüar aún si es histórico, pero la tela era demasiado fina para hacer un ojal normal.
Al final he tardado alrededor de 12 horas, repartidas en quince días

Mañana, después de un día de descanso, empezaré con los pantalones. Espero tardar menos, porque el patrón que voy a usar es comercial 😉

Bibliografía:
– La moda elegante, 1/05/1864. Consultada en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional el 16/05/2013

Patrón esquemático (no está a escala):

 

Ready? Go!

Llega junio y toca empezar con el traje para el concurso de Yourwardrobeunlockd.com. De momento sólo voy a participar en una categoría y si la acabo a tiempo quizá participe en la otra con un traje para muñeca.

Robe à la transformation – MET museum    (acc. nº2009.300.3009a–d)

El mes de mayo no he cosido, pero lo he usado para buscar un traje que me gustase y hacer la parte de investigación. Quería hacerme un traje de crinolina, porque es uno que no tengo y seguro que algún evento me sale que sea de esa época, y buscando encontré lo que llaman “robe à la transformation”: una misma falda (que es lo que más tela lleva) con un cuerpo para día y otro para noche, con lo que se tienen dos vestidos en uno. Si pincháis en la imagen os llevará a la página correspondiente del MET donde da más información y más fotos.

Por suerte esta es una época en la que no tengo que dar muchas vueltas ni gastar dinero para encontrar revistas y patrones originales, porque la Biblioteca Nacional en Madrid tiene escaneados todos los ejemplares de “La moda elegante ilustrada” de 1864 y 1865. También tengo en casa el resto de bibliografía que necesitaba y hay un par de artículos en Your Wardrobe Unlock’d sobre cómo estaban confeccionados algunos trajes de la época que me sirven. Lo único que he comprado por el momento, aparte de la tela, es el patrón de Simplicity 2890 para el corsé. Tiene buena reputación y es igual que uno que aparece en La moda elegante, así que me ahorraré trabajo.

En cuanto a los materiales en sí, volviendo de viaje de Escocia aproveché un par de horas que tenía libres en Madrid para pasarme por las tiendas de telas de Pontejos y comprarme una seda sintética dorada lisa (es dupión, pero no tiene demasiadas imperfecciones, así que me vale) para el vestido. Para la ropa interior tengo aún tela de algodón fina y algunos encajes en casa; para el corsé me queda bastante cutí fino y en lugar de usar cremallera usaré un sistema que recomiendan en la revista de 1864 para jovénes y mujeres delicadas: en vez de busc, una tira de elástico con una ballena a cada lado. Para las enaguas voy a usar unas sábanas que heredé de mi abuela el año pasado, que son de algodón blanco del bueno; y para los adornos del vestido, tengo lazo de raso dorado y ya he estado echando un vistazo en el rastro a las puntillas que tienen y los precios, para ir ahorrando.
Para lo único que tengo que comprar todo el material es la crinolina, que va a ser elíptica y de jaula.

En este proyecto también voy a calcular lo que me cuesta en total, pero en lugar de hacer una entrada en el blog, lo voy a añadir a la página en la que voy a recopilar todas las fotos y que será lo que remita al concurso en su momento, donde podréis encontrar la bibliografía (indicando exactamente ejemplares, páginas, etc.), los materiales desglosados y detallados (composición, etc) y otros detalles. También los contaré en el blog, pero allí los tendréis más organizados 😉