Elf Queen

Vestido

Por fin puedo presentar la primera mitad del vestido que pensaba hacer para el DPP de este año.Ha sufrido unas cuantas modificaciones para poder terminarlo rápido y que quede más sencillo, porque la idea original no era factible en un tamaño tan pequeño.

Está hecho de batista, los tirantes son una cinta dorada para atar paquetes que compré estas navidades en una tienda china, y las perlas son cuentas de diferentes tamaños. Las del bajo están principalmente para darle algo más de peso a la tela y ayudar a dar mayor caída.

El abanico es una pluma de pavo real sujeta entre dos piezas de goma eva, que se han pintado con pintura para tela dorada y se ha enroscado hilo dorado en el mango.

Como veis, es muy sencillo y queda precioso. No se le nota la barriga tanto como yo esperaba, así que simplemente será un vestido de gala y haré otro diseño para el traje de coronación. Y al cambiar el diseño, también he cambiado el material del sobrevestido: en lugar de la gasa granate que iba a usar, he rescatado del montón una camisa de pijama de viscosa (seda sintética) en tonos dorados que me regaló mi amiga Xeniadono y la voy a aprovechar. Puro reciclaje 😉

Detalle del vestido

Customizando

Preparando el custom

Para descansar un poco de “La Pepa” (llevo varios días hasta soñando con el dichoso vestido, ya tocaba XD) he retomado mi primer custom de muñequitas 🙂 Voy a convertir una barbi en Bea, uno de los personajes que creé para una de mis viejas novelas. En la foto podéis ver la muñeca que voy a transformar y al lado la ilustración que le encargué a Noiry

De momento aún estoy en el plano de ideas: diseño del vestido, del maquillaje, del peinado y del packaging. Mi intención era ponerme estas navidades a repintarla, pero no he practicado nada con mis muñequitas del chino de 1,60€ y aún no me atrevo a echarle mano a las pinturas con la buena xD

No sólo de historia vive la costurera

 

Mekanen

 

Además de la moda histórica, siempre me han fascinado las historias de fantasía, hasta tal punto que en el instituto escribía novelas y las ilustraba. Tengo esa parte creativa bastante abandonada, pero cuando no me apetece otra cosa me dedico a diseñar los trajes de aquellos personajes que aún no tienen uno. En este caso, más que nueva creación es un rediseño de uno de los más antiguos, y me ha gustado tanto que lo voy a añadir a mis proyectos de costura.

Está inspirado en el orientalismo del siglo XIX, con sus odaliscas y harenes idílicos, además de en trajes tradicionales de la zona de oriente medio. Consta de una camisa interior blanca con cuello, unos pantalones bombachos hasta los tobillos con un fajín en morado para sujetarlo y ajustarlo al cuerpo, un chaleco azul bordado con motivos inspirados en las decoraciones de la Alhambra y el palacio de Topkapi , y un velo de gasa blanco.  La construcción va a ser rectangular, sin patronaje moderno, para que sea más sencillo de coser y dé la sensación de tradicional. El bordado también será sencillo, con puntos lineales y sin rellenos, pero en sedas de colores para dar más vida.

¡Ah! Y al contrario que los trajes en los que estoy trabajando ahora, va a estar cosido a máquina 🙂