Conferencia en Munich

Me salgo de la programación habitual para compartir la información que he encontrado sobre una conferencia que el Bayerisches Nationalmuseum y The school of historical dress organizan en septiembre en Munich.

Dos días de charlas, visita al Bayerisches Nationalmuseum tanto a la exposición abierta al público (en el que tendrán un traje del siglo XVI que normalmente no se expone)  como a la parte que no se muestra, presentación del libro Patterns of Fashion 5, y si se quiere, un tercer día de visita al Miedermuseum en Heubach, museo exclusivo de corsetería.

Yo me quedo con las ganas porque ahora mismo no puedo pagar los 188€ de la conferencia más los 63€ de la vista al Miedermuseum, más todo el gasto del viaje, pero si alguno de mis visitantes está interesado en los links está toda la información.

Y si alguien se anima y consigue plaza, que me avise cuando vuelva y comparta fotos, que en el Bayerisches te dejan hacerlas sin flash 😉 (o al menos hace año y medio dejaban)

Sorolla y la moda

Pues aquí que la menda se ha hecho un viaje super-relámpago a Madrid para ver exposiciones (tanto ajusté los tiempos que casi llego tarde a una). Primero la de Mucha en el Palacio de Gaviria, que se acaba dentro de nada, y después al Sorolla y al Thyssen para ver la exposición de moda que da título a esta entrada.

Y como a los que me leéis lo que os interesa es la moda, vamos al grano.

Id a verlas

En serio, merece la pena el gasto. Ya no es solo el poder ver trajes que se han venido incluso desde el V&A, es que la mayoría están expuestos de forma que los ves tan de cerca que casi puedes tocarlos. Me he cansado de hacer fotos de detalles; porque ese es otro aliciente, excepto en el primer piso del Museo Sorolla, las fotos sin flash están permitidas.

Los trajes van de 1890 a 1920 y los hay de paseo, de noche, para ir a la playa… Incluso un par de vestidos de novia.

Aparte del disfrute de ver en directo y tan de cerca tanta vestimenta, he aprendido alguna cosa más sobre costura, y he visto confirmadas teorías que tenía:

¿Que el vestido te ha quedado ligeramente estrecho o has engordado desde que te lo hiciste y ya no te cabe sin apretar el corsé hasta la asfixia? Métele una cuña.

¿Que no tienes tela suficiente para hacer toda la circunferencia de una falda de media capa? Añade otra pieza.

Yo sabía que estos trucos se usaban cuando te hacías cosas en casa, pero no sabía que en la alta costura del siglo XIX y principios del XX también.

Y por último, otra cosa que he visto pero de la que no pongo foto porque por mucho que lo intenté no me quedó nítida, es que la costura de las mangas no se colocaba debajo del brazo como hoy en día, sino que salía de la parte de la sisa en la que el patronaje moderno pone la pinza del pecho.

Oña

Sorprende a veces cómo piezas extremadamente importantes son olvidadas porque se encuentran en museos pequeños o poco conocidos. Estoy hablando de San Salvador de Oña, un antiguo monasterio de la provincia de Burgos en el que se encuentran los panteones de varios reyes y reinas de León, Castilla y Navarra. Allí, entre todo lo expuesto en su museo se hallan las mortajas del Conde Don Sancho García y del Príncipe García, la primera parece ser una aljuba datada entre los años 929 y 939 (¡estamos hablando del siglo X!) y la segunda un brial de la primera mitad del siglo XII. Tan sólo he encontrado una foto perteneciente a la del Príncipe García, en la galería on-line de una chica anglosajona, además proveniente de un libro en francés. Con un poco de suerte, a finales de verano tendré suficiente información de primera mano de ambas piezas como para poner aquí toda la información posible, pero si alguien quiere verlas en persona, ya sabéis dónde está el museo 🙂

Regreso a la vida y Musee du costume et de la dentelle

Hace ya medio mes que mi ordenador está reparado, pero entre unas cosas y otras no he tenido tiempo de hacer nada. Espero poder volver a ponerme con el proyecto este fin de semana.
Eso sí, aunque no haya cosido nada, sí que he hecho cosas relacionadas con el vestido XD Este pasado puente me fui de viaje a Bruselas a ver a una amiga, y aprovechando conseguí arrastrar al grupo al Musée du costume et de la dentelle (museo del traje y del encaje). El museo no es muy grande y no pude hacer fotos, pero tenían una exposición muy interesante del “New look” de los años ’50, otra de tapices, y por supuesto la parte de los encajes, que eran maravillosos. La moda del siglo XX no es precisamente mi fuerte, pero ahora que estoy haciendo el curso de patronaje me resultó muy interesante ver el tipo de corte que tenían entonces. El museo tiene trajes más antiguos en depósito, pero al ser tan pequeño y por la conservación de las piezas, sólo hace exposiciones temporales con parte de ellos. La verdad es que recomiendo ir a verlo si se pasa por Bruselas, pero informaros bien de los horarios para que no os pase como a mí, que me lo encontré cerrado la primera vez que fui XD

Diferencias

No tengo mucho que enseñar en lo que se refiere a costura esta temporada, he estado bastante ocupada y además acabo de volver de unas maravillosas vacaciones en Glasgow (y mañana si la gripe lo permite me largo a Burgos a ver el Museo de Ricas Telas :D), así que mi media bata está aún a medio empezar.

Aún así, quería comentar algo que me ha llamado la atención en mis visitas a museos, especialmente aquellos en los que se exhiben vestimentas antiguas.
El Museo del Traje de Madrid tiene las luces tan tenues, que apenas puedes distinguir detalles de las costuras de los vestidos, además de que, en general, los maniquíes están bastante separados de los cristales de las vitrinas y no se pueden hacer fotos, ni siquiera sin flash. La explicación que he encontrado es que las condiciones son las ideales para la conservación.
Ahora me voy al Victoria & Albert Museum y al Kelvingrove Museum de Glasgow. En estos dos la luz es tenue, pero suficiente para ver hasta las puntadas, especialmente porque los trajes están muy cerca del cristal de las vitrinas. Además, en los dos museos se pueden hacer fotos con flash.>
No acabo de entender la razón de las diferencias, ya que dudo que los dos últimos museos se preocupen menos por la conservación de las piezas que el de Madrid.

Y para que el post no sea tan sin sentido, aquí os dejo una de las pocas fotos que realmente quedó bien (mi pulso es pésimo XD) de los trajes que tienen en el Kelvingrove, y podéis encontrar alguna más en mi flickr 🙂

Vestido del siglo XVIII en el Kelvingrove Museum

Vestido del siglo XVIII en el Kelvingrove Museum

Webs de museos – I – Tidens Toj

Hace tiempo que debería de haber empezado a poner aquí webs interesantes de museos, pero hasta que he encontrado ésta no se me había ocurrido. Iré poniendo un museo por post, más que nada porque tengo poco tiempo para escribir.

Tidens Toj

Lo único que entiendo del texto es que este museo está en Dinamarca, pero las fotografías merecen mucho la pena. Hay varias vistas de cada vestido y algunos detalles de bordados, o cuadros en los que aparecen modelos similares. Pero por lo que esta web me ha sorprendido y me ha hecho enseñarla la primera es que algunos vestidos tienen una imagen con el patrón, que puedes abrir en pdf. No hay medidas, tan sólo los dibujos de las piezas de tela y en algunos casos cómo están montadas, pero para hacerse una idea y poder adaptarlo es más que de sobra.