Seguimos con el juboncillo

Poco a poco voy avanzando con el juboncillo.

En realidad la modificación es muy sencilla y se podría hacer en unas horas, pero he descubierto que tras algo más de tres años sin coser, he olvidado mucha de la técnica 😅

Mientras buscaba información para refrescar un poco lo que recuerdo de técnicas de costura, he visto ejemplos de juboncillos sin mangas sencillos, como el de la imagen anterior, y he decidido cambiar el modelo.

Después de tardar media hora en ponerme el vestido ha tocado ajustar el bajo, el frente y los tirantes (que no se ve aquí), y pasarlo a un patrón para cortar el forro.

Y ahí me he quedado, con la esperanza de que para el próximo post pueda enseñarlo terminado y quitar una prenda de mi lista de trabajos en proceso.

Bonete estilo imperio/regencia

Aunque lo parezca, no he desaparecido; acabo de terminar un bonete para un evento regencia que tengo a mediados de mes. Me he basado en los bonetes que aparecen en las láminas de revistas de moda francesas de 1808. Sé que es un poco temprano en relación con mi vestido, pero me encantan y son los más fáciles de hacer. Me he basado en uno que tienen en el MET, que tiene la visera encordada (o con varillas, no lo tengo claro).

Bonete estilo regencia

Bonete estilo regencia

Lo he cosido a mano porque es algo sencillo y así no tengo que sacar la máquina. Para cordón he usado una lana sintética gruesa y está cosido a punto seguido en lugar de pespunte.
Y un aviso a los que vayan a hacer algo con cordones como ésto: la parte de la tela por donde sobresale debería ser más grande que la de debajo. La base es de batista con un refuerzo de entretela adhesiva, y he tenido que hacer un apaño porque según iba encogiendo la de arriba, ésta se iba combando y quedaba muy mal ^^; Por suerte es en la parte que queda pegada a la cara y no se va a ver.

Por si alguien se lo pregunta, para que la “visera” se sujete en la forma lo único que lleva es una pieza de entretela gruesa, los cordones, y una capa de apresto en espray a la hora de plancharla 🙂

Y ahora me vuelvo a la costura. Prometo no tardar tanto en escribir la próxima entrada 😉