Voy leeeenta

Pantalón traje de baño

Tenía pensado terminar un montón de cosas este puente, pero al final he ido más lenta de lo que pensaba. He conseguido casi terminar el pantalón del traje de baño de 1878 (sólo falta coser la cinturilla por dentro y los botones) y empezar a coser el cuerpo. He de decir que bendita sea mi máquina de coser y su prensatelas para hacer ojales, porque en cinco minutos he hecho tres preciosos cuando a mano habría tardado dos horas. Espero tener terminado el traje completo para el domingo que viene y hacer unas cuantas fotos decentes, tanto de éste como del corsé terminado.

Y aunque parezca publicidad, he de decir que he encontrado la solución para que los volantes de batista de mi futura enagua para el traje de forma natural estén tiesecitos: toke. Es un espray que mi madre usaba antaño para ayudar a planchar las camisas, que si le echas un poco simplemente ayuda a que se quiten mejor las arrugas, pero como tiene almidón tras tres o cuatro aplicaciones la tela queda bastante tiesa; no tanto como la que se usa para los cancanes, pero suficiente para sujetar algo de peso 🙂

Casi casi

Casi

Casi II

Y dentro de nada, ¡terminado!

Debo reconocer que hay una diferencia abismal entre probarme el vestido con una enagua (como en las fotos) a ponérmelo solo. El frunce de la espalda de la enagua ayuda a que el frunce del vestido no se meta hacia adentro y quede feo, además sujeta las cintas de atar en su sitio, que sin enagua se bajan en los laterales.

La enagua tampoco está acabada, pero aproveché que estaba ajustando los tirantes para poner el vestido encima y me gané unos cuantos picotazos con las alfileres XD Por suerte con esa sólo me queda coser los tirantes en la espalda, hacer los ojales delanteros, terminar un botón y coserlo y pasar un cordoncillo por la cinturilla para atarla.

Próximamente fotos de todo terminado y un pequeño tutorial de cómo hacer la enagua.

Más retoques

¡La Pepa!

La parte superior ya está terminada 🙂

Al final añadí una pieza a las mangas para ensancharlas, porque no me acababan de convencer, y para tapar las costuras les hice por encima un bordado muy sencillo en punto de tallo en el mismo color que las manoletinas. Los botones están forrados y en lugar de hacer ojales, que se me dan muy mal, hice unas presillas de hilo (no sé si son históricas, pero quedan muy bien ^^; )

En la falda tuve que cambiar las tablas que había hecho por frunce, porque si no quedaba muy aplastada la espalda, y el bajo que hice he tenido que sacarlo y he añadido una pequeña pieza para alargarlo. La idea original era hacer el bajo de forma que quedase la tela inferior corta y el volante de encaje se viese transparente hasta el tobillo, pero no queda bonito, así que ahora la falda tiene que ir hasta el tobillo y el volante sólo sobresaldrá un centímetro.

Además, aprovechando que hasta el 19 de marzo aún queda suficiente tiempo, estoy rehaciendo la enagua entera porque la pobre quedó de pena, y esta vez sí que la voy a coser a máquina, pero le voy a hacer un bonito borde en bordado inglés (ese con agujeritos), que mi madre tiene unos diseños de cuando bordaba sábanas y queda muy mono. Eso sí, por si acaso no acabo a tiempo, el borde irá bordado aparte y añadido al final 😉

Cuando no se puede…

… no se puede y además es imposible.

A pesar de todo el esfuerzo me es imposible participar en el DPP este año. Al vestido le falta nada y menos, pero en un fin de semana no puedo terminarlo, hacer el juboncillo y las fotos y preparar la entrada en inglés, al menos si quiero dormir, y ya he dormido demasiado poco estos días como para eso, así que me lo tomaré con calma y lo tendré acabado para el aniversario de La Pepa. La vida es demasiado corta para agobiarse con una afición. Espero que los trajes que se presenten sean mucho mejores que el mío, así no me quedo con la cosa de «podría haber ganado incluso haciéndolo a trancas» 😉

El lunes por la noche volveré a mi rutina de publicación habitual con los dos puntos que faltan del TAST.

Mantillas y manoletinas

Manoletinas y blonda

Esta semana ha sido bastante complicada y no he tenido tiempo ni ganas de coser nada, sólo he cortado la manga que me faltaba y el forro del juboncillo para hacer la prueba, así que a falta de otro material os dejo con una foto de las manoletinas y la blonda que he comprado para el traje. La blonda necesita un retoque para poder usarla de mantilla y es un poco corta (no había dinero para más de un metro de largo y mide 1,50 de ancho) y las manoletinas perderán ese lacito en breve.

Empezando con el vestido

Prueba del patrón

Tras un bajón la semana pasada durante el que me planteé seriamente dejar el proyecto, volví el lunes con nuevas energías a atacar finalmente el vestido. En un principio mi idea era usar el patrón de S&S que compré a la vez que el del corsé, pero tras leer las instrucciones y ver que había que ponerlo por la cabeza cambié de idea. Es un poco fastidioso ponerse algo por la cabeza cuando casi no puedes levantar los brazos 🙁 Rumiando otras opciones pensé en reformarlo para que se cerrase en la espalda, pero ahí seguía teniendo el problema de necesitar ayuda para ponérmelo; después pensé que cerrase en un lateral, pero visto el éxito de la enagua (anotada para rehacer en cuanto pueda) no me pareció lo mejor… Finalmente se me encendió la bombillita mientras curioseaba por la red: ¡bib-front dress!

A pesar de lo rimbombante que el nombre suena en castellano, es más o menos como decir «vestido con frontal de babero» XD Básicamente el cuerpo es una especie de chaquetilla en el que el frontal va cubierto por una pieza como el «babero» de un mandil, por lo que se puede poner sin problemas por los pies, y la falda se ata con cintas. Por lo que he visto es fácil de hacer y tengo una muestra del patrón en el libro de Patterns of Fashion 1 (y las instrucciones en la web de Koshka-the-cat, esa mujer me está salvando la vida XD) Otra de las ventajas que tiene es que el cierre interior queda en dos capas y el exterior son otras dos, por lo que mi enagua no necesita cuerpo, que es lo que más problemas me ha dado 🙂

La tela será la misma que he usado para la camisa y la enagua: batista de algodón blanca ultra fina y llevará en el bajo un volante de puntilla sin más decoraciones. Todo el bombo de este traje irá en el jubón, que finalmente y por falta de fondos será de paño de lana violeta (la que usé para el vestido medieval). Con un poco de suerte y viendo que este vestido es facilísimo de hacer y que voy a usar la máquina de coser para las múltimples costuras de la falda (recordad, mi maravillosa tela tiene 80 cms. de ancho… porque encogió 10 cms. cuando la lavé ^^; ) y para toda aquella costura en que no se vean las puntadas. Los remates y todo lo visible a mano, pero de eso hay más bien poquito. Mi idea es que esté en quince días, por tanto tardaré el doble 🙂

En la foto podéis ver cómo va quedando la prueba del patrón. He tenido que añadir un poco en el escote para que no se vea la camisa, y ésta la tuve que retocar también. La pinza que lleva bajo el pecho no es para este vestido en concreto porque esa parte no se ve, sino que la he hecho para otros cuerpos. Este patrón ha quedado tan perfecto que es el que voy a usar para el jubón y para cualquier otro vestido que lleve este corte 🙂

Otra cosa en la que estoy empezando ya a pensar es en la mantilla y la basquiña. A pesar de que en mi diseño original sólo hay mantilla he decidido intentar hacer una basquilla también, principalmente porque cuando hice el diseño había leído mal mis fuentes y entendí que se había dejado de llevar en 1810, cuando al parecer fue más bien hacia 1820. Básicamente la basquiña es una sobrefalda negra, hecha bien de red con adornos de madroños, de seda o de otros materiales con adornos según lo rica que sea quien la lleva (que eran todas las mujeres, nobles o plebeyas) que se ponía para salir a la calle y se quitaba al entrar en alguna casa, ya fuese la tuya o la de los demás. Mi basquiña será de tela sencilla negra (me estoy planteando hacerla en mi batista multiusos y  teñirla) con adornos de cinta de tercipelo y encaje en el bajo, y la mantilla de muselina negra con borde de encaje. Sencillo a más no poder.

Más ropa interior

Patrón del cuerpo de la enagua

Patrón del cuerpo

Y tras acabar con el corsé, seguimos con la ropa interior. Sí señores, estas mujeres llevaban capa sobre capa bajo los vestidos: una camisa interior,  el corsé y al menos una enagua. A veces también llevaban pololos, pero esos no los voy a llevar.

La enagua se llevaba para evitar que la falda se te metiese entre las piernas, para que no se transparentasen las piernas y para no pasar frío, no necesariamente en ese orden. También se aprovechaba para usarlo para dar algo más de forma al vestido, juntando los pliegues en la parte trasera para que hiciese esa especie de «bulto» en la espalda (a veces se exageraba el efecto con una pequeña almohadilla). Las había de cuerpo entero, de medio cuerpo, de falda o de falda con tirantes. En este caso voy a usar el modelo de cuerpo entero, principalmente para evitar que se marquen las costuras del corsé porque la tela que voy a usar para el vestido es la misma batista extrafina que estoy usando para la ropa interior y es muy transparente (esa es la razón por la que no hay fotos de la camisa puesta sin corsé 😉 )

El patrón para el cuerpo lo saqué del libro «Patterns of Fashion 1», de Janet Arnold. Escaneado, ampliado a lo que pensé que eran mis medidas (error, quedó ancho XD) y cortado en tela de sábana para ajustar al tamaño correcto. La falda tendría que haber sido de dos piezas: delantero hasta donde se abrocha el cuerpo en el lateral y espalda, pero como mi tela sólo tiene 90 cms. de ancho tuve que meterle una pequeña pieza a cada costado para conseguir el vuelo que quería ^^; En estos momentos aún estoy peleándome con mi máquina de coser para hacer la falda, pero espero no tardar demasiado en terminarlo, principalmente porque cada vez me queda menos tiempo y aún me faltan el vestido y el jubón.

§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§

And now we can begin with the rest of the underwear. Women at that time wore a lot of underwear: a shift, a corset and at least one petticoat. Sometimes they used drawers (or pantalettes), but I’m not going to wear them.

Petticoats were used for warmth and «decency» (sorry, not sure how to translate) so nobody could see your legs, and also for helping shape the skirts. There were bodiced petticoats, part bodiced, with or without straps. I’m going to make a bodiced petticoat so the corset doesn’t show through the dress. I used one of the patterns from «Patterns of Fashion 1» by Janet Arnold. I scanned it, resized to mi measurements and printed, then cut it from an old sheet so I could fit it before cutting the good fabric. I had a little trouble with the skirt as my fabric is only 90 cms. wide and I needed at least 120, so it will have four panels instead of two 🙂 Now I only need to machine sew the skirt and finish the petticoat so I can begin on the dress at last.

 

Corsé corto II

Corsé corto

Y aquí lo tenéis terminado 🙂

El cordón ha sido mucho más sencillo de colocar de lo que pensaba. Como tenía que ponerlo doble porque no lo tenían más ancho en la mercería, lo que hice fue dar un par de puntadas en el doblez y en el interior para que quedase sujeto, y después sólo tenía que arrastrarlo hacia la costura con la uña mientras iba cosiendo. En cuanto al bordado, no es histórico ni mucho menos, pero me hacían gracia las mariposas 🙂 No estaba segura de ponerlo; de hecho al principio pensé en poner un encaje en esa parte, pero el bordado ayuda a que no se arrugue la tela por el peso del pecho. Otra cosa poco histórica ha sido la técnica, que he hecho una mezcla extraña, pero ha sido fácil de coser a mano y el resultado es muy bonito. Además está visto que la máquina de coser y yo no somos nada amigas XD Los godets del pecho en esta foto parecen demasiado grandes, pero están hechos así a propósito para que si me crecen un poco (suele pasar una vez al mes, las mujeres me entenderéis por qué 😉 ) no se me salgan del sitio.

Estoy muy contenta con este proyecto. Estoy aprendiendo un montón de técnicas nuevas y aunque lo haya tenido que repetir tres veces me ha servido para darme cuenta de que aún no controlo demasiado el tema de los tallajes de los patrones comerciales y que las pruebas me dan muchos problemas porque no tengo claro cómo corregir algunos errores. Por suerte las chicas de Corsetmakers son unos cielos y no les importa ayudar a una novata atascada XD

Ah! En el último post sobre este corsé comenté que la técnica de costura era igual que en la cotilla que hice para mi BJD para el DPP del año pasado, pero me equivoqué. En la cotilla lo que se hacía era coser los bordes juntos con una puntada tipo sobrehilado, pero aquí se cose a pespunte junto al borde.

Y por último comentar que próximamente en mi web personal Himade Networks empezaré a subir «walkthroughs» de las cosillas que he ido haciendo. No son exactamente diarios de costura ni tutoriales, pero explicaré paso a paso cómo he confeccionado algunas piezas, entre ellas la polonesa del DPP 2010 🙂

§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§

Sorry, I don’t have a lot of free time yet. I’ll post the English translation next saturday 🙂

 

 

Corset corto

Frente del corsé

Tiene razón mi madre en que tardo más en ponerme a hacer las cosas que en hacerlas 🙂

Después de un par de semanas sin hacer nada, me puse a hacer el corsé, con un patrón de Sense and Sensibility. Los godets para el pecho los cosí a mano para asegurarme de que quedaban todos iguales, porque con este patrón hay que hacer tres piezas(refuerzo, exterior y forro) y después montarlas y coserlas por las costuras. No quedé nada contenta con cómo me quedó, tanto por el patrón (no me da la sensación de que vaya a «levantar y separar» hasta el punto que se ve en los cuadros) como por los errores que cometí al coser. Las costuras que aparentemente quedaban bien encaradas mientras estaban hilvanadas, al coserlas con la máquina se escurrieron dos milímetros, y para más inri, cuando ya había puesto los canales para las ballenas y hecho los ojales, me dí cuenta de que los pechos no quedaban sujetos. Como ya estaba un poco hasta los mismísimos, pregunté a las corseteras de corsetmakers en LJ, y me dieron un montón de consejos sobre cómo arreglarlo. Resultó que había cogido el patrón dos tallas más grande de lo que necesitaba (después de haber tenido que reducir ya otras dos tallas por un error al tomar las medidas) y tenía que reducir los godets del lado derecho, así que tocaba empezar de cero. Tras un par de días de descanso me puse a despiezar lo que ya tenía hecho, con la idea de ver si al menos la espalda, lados y tirantes se podían reaprovechar. En este caso la idea era pasarme las instrucciones por el forro, y usar un truquillo que ya había visto en Corsetmakers con los corsés modernos y que mi tía (modista con más de 45 años de experiencia en una boutique de Barna) me recomendó: usar sólo exterior y forro, el primero reforzado con entretela adhesiva; después de todo, el patrón que estoy usando no tiene una construcción acorde a la época (se cose a máquina), así que si me salto algun detalle histórico más no pasa nada, siempre que la silueta sea la de la época. 🙂
Pero no podía ser tan sencilla la cosa, y me puse a hacer lo que aún no había hecho: investigar. Como quería terminar rápido de hacer el vestido había decidido seguir sin más las instrucciones del patrón y se acabó, pero he comprobado que así no quedo contenta, así que aprovechando que estaba cosiendo el velo para el traje medieval, lo compaginé con buscar información sobre el proceso de construcción de un corsé de esa época. Como de costumbre, acabé encontrando lo que buscaba en la página de Koshka the cat 🙂 El sistema es prácticamente igual al del corsé que hice para el DPP del año pasado, y desde mi punto de vista y experiencia, más sencillo que coserlo con la máquina, además de que es más fácil corregir errores.
Con esto, nuevo cambio de planes: reaprovechar las piezas que se puedan para hacer tres capas igual, sin entretela, pero con el sistema de construcción antiguo.

Y a ello me puse: ajustar las piezas salvables y cortar de nuevo las que no. Coser los godets, hilvanarlo y volver a probármelo. Esta vez fui un poco lista y para abrocharlo por delante durante la prueba recorté la tira de tela donde iban los ojetes en el viejo y se la hilvané 🙂 Después de tener que hilvanar dos veces más porque se me deshacía, comprobé por fin que esa talla me quedaba bien, y sólo tenía que corregir los tirantes. Y ahora estoy en el proceso de poner cordón en lugar de ballenas para estar más cómoda, excepto la central para que al atarlo no se me deforme.

§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§§

I never thought that making a simple regency stays for myself, with a commercial pattern, would be so difficult.

I bought the Sense and Sensibility pattern and tried with it. I handsewed the godets so they would be perfect and the three layers were identical, but when I sewed them together the seams shifted and I wound up with an ok stays on the outside, but very ugly in the inside. I was not happy, neither with my inability to sew something without making mistakes, nor with the look of the stays. I tried it on and realized that it didn’t support me, and at that moment I was so blocked that I had to ask the Corsemakers community at LJ for some advice. They were really helpful, and thankfully the problem was only that I had used two sizes more than I needed (I’m still baffled about that, I’ve re-checked it a lot of times and I still get the same size I was using), so I unpicked it and left the pieces alone for some time while I was working in other proyects. My idea was to remake it using only two layers, the outside one lined with fusing interlining as I had read in other Corsermakers posts about modern corsets. It wouldn’t be period, but the original instructions of the pattern aren’t either.

But it couldn’t be so easy, and I decided to do some research about period construction of stays. I found the site of Koshka the cat and realized that the period way was easier than the modern one (I don’t like machine sewing ^^; ) and changed my mind again. Now I’m finally working on the stays, stuck at the cording (no cord until I can go buy it XD), but sure that this size fits me, as I basted it together and tried it on before sewing it this time.

La Biblioteca Nacional

Buscando ilustraciones de moda española para mis proyectos me he encontrado con que la Biblioteca Nacional tiene una hemeroteca digitalizada, donde se pueden encontrar revistas de moda del siglo XIX que se pueden descargar en PDF. De momento sólo tengo tres localizadas: La Moda Elegante, La Ultima Moda y El Correo de las Damas, pero entre la gran cantidad de títulos seguro que hay algo más que se me ha escapado.

Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional

Edit: Mientras revisaba los links he encontrado otra revista de moda, ésta de entre los años 1908 y 1911: La Dama y la Vida Ilustrada