Carnaval, carnaval…

Aprovechando el sábado de carnaval salí con una amiga y me puse el traje de dama de la corte de Alfonso X tal y como lo tengo ahora (aunque con una camiseta térmica debajo, hacía demasiado frío XD) Por suerte sólo tardé unas horas en ensancharlo, y ahora hasta quedan mejor asentadas las negas de la falda. Para hacerlo, medí lo que tenía que añadir, lo dividí en dos, e hice para el lado cerrado un rombo de tela con el ancho extra en el centro y de largo un poco más del alto de cadera, y para el lado del encordado sólo la parte de ese mismo rombo que llevaría en la zona de la cadera.

Este es el bolsito de estilo medieval que he hecho mientras aprendía a usar las cinco agujas de mi abuela. Lo habría llevado pero no he podido acabar el cordón para atarlo al cinto. No tengo claro que al ser tejido sea realmente medieval, aunque he encontrado un artículo de la SCA (casi al final del todo de la lista, está en inglés) que dice que sí lo son, pero necesito algo más concreto en la península para asegurarme.
Con todo ha sido muy fácil de hacer: 48 puntos repartidos en tres agujas y con la cuarta simplemente tejer del derecho y tejer y tejer, cambiando un par de veces los colores, y así hasta el  largo que se quiera. Después se cose el fondo, se hacen las borlas y se cosen, todo con lana. Lo último es hacer una cinta o cordón para atar al cinturón y ya está 🙂 Por cierto, normalmente también necesita algo para cerrar la boca, pero a mí el final me salió un poco mal y me lo funció ligeramente, así que no lo necesito XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.