Glasgow, 2500 visitas y otros

Chaqueta bordada del siglo XVII

The Burrell Collection

Esta semana santa aproveché las fiestas y me fui a ver a una amiga a Glasgow, donde se encuenta la Burrell Collection, un pequeño museo en el que se exponen todas las antigüedades que juntó Sir Willian Burrell (alguien de dinero) y que donó a la ciudad.
Entre estas antigüedades se encuentra una pequeña colección de bordados de los siglos XVII y XVIII, entre ellas la chaqueta de la foto, que tenía un interés especial en ver ya que es igual a una conservada en el museo de Bath que se usó como modelo para una reproducción actual en EEUU. Desgraciadamente las pilas de mi cámara decidieron que esa sala era la mejor para dejar de funcionar, así que sólo tengo las fotos que hay en mi flickr.

Otra cosilla que tengo para celebrar: el blog alcanzó las 2500 visitas mientras estaba de viaje, y como prometí en Twittter hay regalo. He pasado a limpio el patrón del kimono que hice para mi BJD, y aquí os lo dejo a tamaño real. En este caso no habrá tute de acompañamiento, porque se cose más o menos igual que el yukata para Pullip y para ese pondré las explicaciones en verano 🙂

Patrón kimono BJD

También en este mes o el siguiente enseñaré un corsé de principios del siglo XIX que conseguí hace poco. Está en muy buen estado a pesar de estar usado y es una pieza bonita e interesante con la que empezar una colección de moda antigua 🙂 Tengo intención (si saco tiempo de algún sitio) de sacar el patrón y los detalles de la confección del mismo, iré informando según vaya haciendo cosas.

Y por último comentar que en este mes de mayo tengo planeado terminar (¡por fin!) con la camisa margomada y la saya encordada, además de la media bata. La idea es quitarme todos los proyectos inacabados de enmedio antes de empezar el día 1 de junio con los trajes para el DPP de este año 🙂

4 comentarios en “Glasgow, 2500 visitas y otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.